jueves, 18 de agosto de 2011

Comenzando la caída


Ya no hay mucho que escribir, qué pensar, decir, y mucho menos sentir, bla.

Y ahora ¿qué hacer?

No lo sé.