jueves, 5 de agosto de 2010

Yendo al Polo Norte


Ya perdí la fuerza, ya perdí la voluntad, he perdido la esperanza, ahora me convence la soledad y solo falta un paso más para ser quien era antes.

No estoy muy lejos de sentir el frío de la noche, puedo sentirlo de día, incluso el tiempo parece detenerse mientras avanzo.

Solo un poco de tiempo más y seré lo que fui y que muchos no quieren que sea por lo que soy.

No hay comentarios: