sábado, 23 de enero de 2010

Ya nada importa


Aún siento ardor en mi mano por...

No hay comentarios: