lunes, 16 de noviembre de 2009

Camino a la cima de la montaña


Los cimientos se están reparando, la construcción está siendo apurada debido a problemas técnicos con los arquitectos e ingenieros de la obra magnífica e insuperable. En la mitad del camino se encuentra tal construcción, en la mitad de la etapa para llegar a ser una obra maestra de scfi, aquella obra cumbre de la culminación culinaria tan coloquial de la era contemporánea adyacente al ser superior que se acerca su hora, la hora, neustra hora.

Una nueva era de admiración y veneración es próxima a retocarse en el ambiente más propicio de estos tiempos tan maléficos de gratitud embestida por las grandes masas que a su vez es controlada por aquellos que son contados en el patíbulo de la obra eximia de los tiempos finales.

He de tener la razón comos siempre ha sido, han de suceder cosas que a muchos les causan pesadillas con el solo hecho de imaginarse lo que no sucederá y tal vez, solo si tal vez pueda convertirse en la salvación de muchas almas en pena que aún no mueren por esperar aquella fecha creada por lo mejor de lo mejor y destruida por lo peor de lo peor.

No hay comentarios: