miércoles, 29 de abril de 2009

No seas mamón...


Siempre me he preguntado... ¿cómo existen ése tipo de personas?

La verdad... sólo me da risa su patética existencia... juaz!

No contrataré a alguien así... porque no tendría una opinión de ésa persona, tendría mi opinión como la aceptable, pero quiero a alguien que me diga lo que opine y el por qué, no que simplemente me la haga de pedo diciendo que está en lo correcto y bla bla bla... necesito a una persona que me diga lo que piense, que opine y en base a eso se toma una decisión, no que se oponga a mis ideas antes de decirlas.

Já, patéticas ésas personas...


Después de la tempestad viene la calma, una calma como de tifón con algo de maremoto.

2 comentarios:

Sender Eleven dijo...

Mi principio es: Si la persona no llena bien su solicitud de empleo,es por que no esta caopacitada para ningun puesto,

Sender Eleven dijo...

luego te mando unos de por aca iguales.