martes, 31 de marzo de 2009

Suicidio


Las causalidades pueden esperarse pero tal vez sea la hora de la verdad.

Algo me impide regresarme desde hace dos semanas.

Cada día me estreso y me condenso fácilmente.

Personas cercanas a mi han sido lastimadas por mi y por mi culpa.

Cada día es un amanecer más dificil que el anterior.

Ahora el inventario en una bodega farmacéutica.

Suena tentadora la idea de que existen medicinas que si llegaran estar en manos equivocadas puedan provocar el colapso de una vida.

Suena tentadora la idea para mi.

El destino lo decidirá.


Además de que todo será mejor, créanme. Mucho mejor.

No hay comentarios: