domingo, 1 de febrero de 2009

¿Por qué somos negativos?


¿Por qué siempre tenemos que pensar o decir lo negativo y/o los errores de otras personas?

Tal vez es porque siempre que intentamos hablar con una persona y decirle sus cosas negativas nos pase que esa persona se moleste, o si es hacia nosotros a veces o casi siempre nos molestamos, tal vez influye también en la forma en cómo decimos esas "cosas".

Si pudieramos darnos un tiempo y tratar de corregir la forma en cómo nos expresamos, tal vez pudieramos cambiar no solo las actitudes de nosotros si no las de las demás personas que nos rodean o que conviven con nosotros a diario, tal vez podemos desarrollar eso de tal forma que si algún día llegaramos a tratar con una persona que no conocemos, pueda darse cuenta o sentir la forma en cómo nos comportamos a los demás y en cómo nos dirijimos, esa persona desconocida pudiera sentir la buena vibra que tenemos y así de cierto modo hasta cambiar a ésa persona.

El poder de la palabra es importante y más si se sabe utilizar, ya sea de manera positiva o negativa, el impacto psicológico siempre se verá afectado en aquella persona que escuche aténtamente a su orador.

La solución es hablar con las personas que nos rodean sobre lo que nos afecta y cómo nos afecta la forma en que nos dicen las cosas, tal vez esas personas si reflexionaran un poco podrían ser tratadas mejor y crear una mejor relación con otras personas. Es difícil al principio pero con el tiempo se puede mejorar la expresión de las ideas.

No hay comentarios: