martes, 22 de julio de 2008

Un nuevo comienzo

Y al llegar a la puerta de vidrio comencé a preguntarme: ¿qué hago aquí?, después de salir del elevador y dirigirme hacia aquella puerta en la que gustoso me recibirían, esperé por el director que me atendió muy bien y me mostró las instalaciones, desde ese momento la respuesta a mi pregunta solo fue: no hay respuesta para eso, sino es el resultado de tanto esfuerzo, una mirada a la nueva vida; finalmente salí con una nueva idea de lo que sería estar ahí, con nuevas personas, con sed de conocimiento, ambición de aprender y desarrollarme.

Ahora solo me queda seguir adelante, gracias a aquellos que me apoyaron y me están apoyando en este momento, no diré sus nombres porque son demasiados.



ME CAGA LA MADRE QUE ME INTERRUMPAN MIENTRAS ESCRIBO, ME QUITAN LA POCA INSPIRANCIA QUE TENGO, COÑO!

1 comentario:

Sophia dijo...

¡Suerte en tu nuevo comenzar!

Nada más no te olvides de algunas cosas del pasado ;)