lunes, 23 de junio de 2008

Mentirosos, mentirosas, mentiras, mentira piadosa, mentira verdadera, mentada de madre




Voilà! A primera vista un humilde veterano de vodevil en el papel de víctima y villano por vicisitudes del destino, este “visage” ya no más velo de vanidad que es un vestigio de la vox populi ahora vacua desvanecida. Sin embargo esta valerosa visión de una extinta vejación se siente redimida y ha hecho el voto de vencer el vil veneno de estas víboras en avanzada que vela por los violentos viciosos y por la violación de la voluntad. El único veredicto es venganza, vendetta, como voto y no en vano pues la valía y la veracidad de esta un día vindicarán al vigilante y al virtuoso. La verdad esta vichyssoise de verborrea se está volviendo muy verbosa. Así que solo añadiré que es un verdadero placer conocerte y que puedes llamarme V.


Al menos hace tiempo este sentimiento me hacía feliz. Nos vemos hasta el 25 de junio.

1 comentario:

Sophia dijo...

Ésta, una de mis películas favoritas.



¿Te vas? =(